Inicio de sesión
    Alcaldía de Pamplona / Mi Municipio / Nuestros Símbolos
    ​Nue​stros símbolos
    escupamplona__1.png
    Escudo

    El escudo de Pamplona es apuntado con las siguientes piezas y esmaltes: en campo de azul​, león pasante de plata, lampasado y armado de gules y surmontado, al centro, por corona real de oro; como bordura lleva las armas de Navarra, cadenas de oro sobre gules. A ello se añade un ornamento exterior o timbre definido en el Libro de Oro de la Ciudad como corona ducal.
    Normalmente se representa con un escudo de forma apuntada y de timbre una corona formada por cuatro florones (tres de ellos a la vista) con forma de lis o con forma de flor de tres pétalos y otros cuatro de menor tamaño (Dos de ellos a la vista), con forma de trébol de tres hojas, que pueden sustituirse por una perla.
    El municipio de Pamplona también utiliza un logotipo, hecho a partir del escudo pero con líneas más simplificadas. Esta versión es utilizada por la ciudad de Pamplona en papelería y mobiliario urbano.







    escudo-bandera.jpg
    Bandera

    La bandera de Pamplona fue ideada por el profesor Luis Fernando Velandia y seleccionada mediante un plebiscito popular donde obtuvo la mayoría de votos sobre las varias que concursaron con ocasión del Sesquicentenario de la Independencia de Pamplona.

    "Desde un principio esta bandera conquistó la simpatía de los electores por la belleza del diseño, en el que combinan gratamente los colores Rojo, Blanco y Amarillo, armónicamente realzados por el castizo escudo que señorea en el centro".

    Su creador, el profesor Velandia, explica con sus propias palabras el significado de la bandera de Pamplona.

    "El rojo encendido simboliza el espíritu heroico y emprendedor de los esforzados fundadores de Pamplona y el valor indomeñable de sus preclaros hijos que han sabido sacrificarse en aras de la libertad y de la grandeza de la patria.

    El blanco representa la augusta nobleza de Pamplona, ciudad que siempre se ha inspirado en los más puros ideales, ideales que ella –con unión sincera- coloca en los pies de la venerada mansedumbre del Cristo del Humilladero, imagen tutelar que vela por los destinos de Pamplona desde los albores de su existencia.

    El blanco, que en heráldica significa también hospitalidad, expresa la cordial acogida en nuestra bella urbe a la juventud estudiosa que viene de diferentes comarcas a nutrirse en las fuentes inagotables de su sabiduría y de sus preclaras virtudes.

    El escudo ha visitado en el centro de la franja blanca y como ya se anotó es el mismo de Pamplona España, pero con la diferencia que el león del escudo de España es rampante y el nuestro está caminante o pasante.

    El amarillo rememora la legendaria opulencia de "Pamplonilla la Loca" cuando los hidalgos y dadivosos obsequiaban aceitunas de oro macizo a sus invitados y cuando las cabalgaduras llevaban herraduras hechas con el precioso metal, según lo refieren veraces cronistas de aquellos añorados tiempos.

    Hoy este amarillo simboliza los inapreciables tesoros de cultura y de aquilatada espiritualidad que dan a Pamplona el muy merecido y honroso título de "Atenas Norte santandereana".

    Esta bandera fue adoptada oficialmente por Acuerdo del Honorable Concejo Municipal en 1960 y es la que ondea en casas y edificios públicos cuando Pamplona celebra sus fiestas patrias.


    ​Himno

    Autor: Belisario Mattos Hurtado

    Coro

    Noble pueblo, blasón de la historia,
    De tus hijos el gesto marcial,
    Cosechó muchos lauros de gloria
    En la magna epopeya triunfal.

    Estrofa I

    Una dama de limpio linaje
    Las cadenas del yugo quebró,
    Y en la noche sin fin del ultraje
    De los libres el sol alumbró.

    Coro

    Estrofa II


    De tus hijos la sangre procera
    En cadalsos inicuos rodó
    Y la patria, sin par justiciera
    De laureles tu sien coronó.

    Coro

    Estrofa III


    El laurel y la espiga sagrada
    En ti se unen por gracia divina
    Un arado volviste la espada
    Y el trabajo en tus campos culmina.

    Estrofa IV

    Si la patria peligra algún día,
    O pretenden quizás ofenderla,
    De tus hijos la gran valentía
    Como siempre, sabrá defenderla.

    NÚMERO DE VISITAS:
    ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 19/07/2016 10:14
    Asesorado, diseñado y desarrollado por: Copyright © 2016 101 S.A.S.
    Top